• en
  • pt-pt
  • es

Buyer Resources

4 PASOS PARA OPTIMIZAR TU BÚSQUEDA

1 ¿Estás listo para comprar?

Ser dueño de su propia casa es mucho más que ser capaz de decorar de la manera que desee; se trata de estar preparado para mantener su hogar a lo largo de los años, al darse cuenta de que parte de su ingreso y tiempo se destinarán a reparaciones y mantenimiento. Se trata de estar dispuesto a asumir los riesgos de ser propietario de una vivienda con una expectativa realista de las recompensas.

2 ¿Cuánto puede pagar?

Puede ser desalentador descubrir que su salario no se extenderá hasta la casa que desea. Sin embargo, sacrificar una gran parte de sus ingresos solo para pagar la hipoteca puede hacer que la propiedad de la vivienda sea una carga más que un motivo de orgullo. Es mejor comprar una casa modesta ahora y ver la compra de su «casa de sus sueños» en unos años.

3 ¿Cuál es su relación deuda / ingreso?

Esto es algo que los prestamistas toman muy en serio. Su deuda total no debe ser más del 40% de sus ingresos, y su deuda de vivienda no debe superar el 32%. Lo que comprará el 32% de sus ingresos dependerá de dónde desee vivir. En áreas rurales o pisoteadas, por ejemplo, puede comprar una residencia muy cómoda y una gran superficie cultivada. Sin embargo, en áreas urbanas muy solicitadas, es posible que ni siquiera compre una suite para solteros de 400 pies cuadrados.

4 ¿Qué quieres?

¿Te gusta la idea de limpiar tus propios canales? ¿Te estremeces ante la idea de cuidar el césped? ¿Preferiría pagar una tarifa cada mes y hacer todo por usted? ¿Le molestaría obedecer las reglas sobre cuándo puede tener sus botes de basura, o quiere vivir en un vecindario donde todo es «así»? Las respuestas a estas preguntas pueden ayudarlo a reducir la búsqueda del tipo correcto de propiedad para usted.

MUY IMPORTANTE CUANDO COMPRAS

Mantenga sus objetivos en mente

… cuando visita una casa. A veces, la idea de ser propietario de una casa puede abrumar tu sentido práctico, así que mantén tus sentimientos bajo control. Mantenga una lista a mano de las características que necesita y desea en un hogar, y juzgue cada hogar por la lista en lugar de por detalles que podrían distraerlo de su objetivo. Cuando está a solas con su agente, puede repasar los pros y los contras de cada hogar. Podemos ayudarlo a mantenerse en el camino sin dejar de vigilar una gran propiedad.

Contratar los servicios de un buen abogado de bienes raíces.

Podemos recomendar varios abogados en el área que podrían ser una buena opción para usted. Entrevístelos para asegurarse de que obtenga a alguien con quien pueda trabajar.

Hacer la oferta

Esto puede ser un laberinto de «comprador», «vendedor», «bienes muebles», «depósito» y «finalización». Con gusto prepararemos la documentación y la repasaremos antes de enviarla. Recuerde, el vendedor puede rechazar o contrarrestar su oferta, por lo que incluso en esta fecha tardía, evite poner su corazón en la casa que espera tener. Probablemente deba escribir un cheque de depósito al agente del vendedor que demuestre la seriedad de su oferta.

Obtenga todas las inspecciones necesarias.

Un inspector de viviendas revisará si hay señales de materiales dañinos como amianto, pintura con plomo y moho. También buscarán pruebas de plagas, cables defectuosos y fugas. Esta es una parte crucial de la compra de una casa. El hecho de que no se realice una inspección significa que podría estar atascado en un hogar con un mal caso de moho negro y sin otro recurso que pagar por su eliminación. Las inspecciones costarán unos cientos de dólares, pero una vez más, al final vale la pena.

Haga un recorrido final antes de cerrar el trato. Estaremos encantados de hacer esto con usted para asegurarnos de que todo lo acordado se complete antes de la firma final.

Desde la primera entrevista que determina sus requisitos hasta el momento en que recibe las llaves, podemos ayudarlo con el complicado proceso de comprar una casa. ¡No dude en contactarnos para obtener más información sobre cómo podemos facilitar el proceso de compra de una vivienda!